Parroquia
Inicio Quiénes somos Lecturas Diarias Santoral de hoy Últimas noticias
Nuestra Parroquia
Capilla del Carmen
Capilla de San Blas
Descargas
NUESTRA DIÓCESIS
Enlaces
Formación
Temas de interés
Colaboraciones
Lecturas del día
Oración
GRUPOS
Colaboraciones
 

Espacio abierto a cuantos deseen compartir
sus experiencias
con la Comunidad Parroquial.
Enviar vuestra colaboración a:

colaboraciones@parroquiasantiagoapostol.es

 

(Actualizado a Noviembre de 2017)

El Aborto.
El holocausto de los inocentes.
La cultura de la muerte  L¨aborto. Olocausto digli inocente. La cultura della muerte.

Ofrezco a la Sociedad, a la Iglesia y al Estado un “estudio de nuestra sociedad y de los medios que la misma dispone, de forma que con un cambio de uso de los mismos podamos conseguir los fines a perseguir”. Este estudio es fruto de la mucha documentación guardada celosamente durante más de 20 años, para que dando utilidad a la ingente cantidad de Voluntarios que hay en  España (única en el mundo) esta Nación pueda recibir el perdón de Dios Misericordioso al Abolir la Ley del Aborto. Juntos sin fisuras, podemos hacerlo, pues, disponemos de todos los medios y edificios necesarios para empezar a realizar esta gran labor de servicio a una sociedad cada vez más desorientada y deshumanizada.
Este trabajo lo he desarrollo en tres secciones conexionadas e independientes:
1.- Información guardada durante años previendo la situación a la que se ha llegado.
2.- Educación y formación de nuestros hijos con la sociedad que hemos formado.
3.- Medios de que dispone el Estado y la Sociedad y la colaboración de la Santa Iglesia.

1.- Información guardada durante años previendo la situación a la que se ha llegado. 
Me pregunto a mi edad de 90 años, muy antigua Maestra Nacional: ¿Que vida refleja gran parte de la sociedad que me ha tocado vivir donde a un niño se le quita la vida en el vientre materno?
Todos, al menos hasta hace poco tiempo, hemos tenido el derecho de nacer, el derecho a vivir, el derecho a la educación (obligación enteramente familiar), el derecho a la enseñanza y a la formación (obligación también de padres y educadores), a la sanidad, el derecho a un puesto de trabajo, etc. etc. y la obligación a tantas y tantas cosas que no enumero y que no cumplimos.
Los que somos mayores, recordaremos aquellas grandes películas cargadas de humanidad, amor y sensibilidad, con mensajes constructivos para la sociedad y para la familia donde en ellas se reflejaba la angustia y el dolor de una madre a la que aquella sociedad la obligaba a desprenderse de su hijo, (ya que una madre soltera era mal vista) dejándolo en el torno de un Convento o en el portal de una familia acomodada, y que en el desarrollo de la película la madre después de otros tantos años de mucha mayor angustia y dolor al abandonarlo decide buscarlo para pedirle perdón, abrazarlo como carne de su carne, recuperarlo y darle todo de lo que se privaron acallando así el dolor de su corazón ¡Qué suerte la de aquellas madres que podían buscarlo, las que hoy abortan no lo encontrarán jamás! Películas, hoy consideradas de la Edad de Oro del cine como “El chico” de Charles Chaplin o Charlotte, o la no menos importante “El derecho de nacer” etc., así como otra muy reciente comparada con aquellas que con tintes dolorosos y amargos apareció en las Salas “Nunca es tarde para enamorarse” donde en esta se refleja que con el paso de los años la sociedad ha evolucionado a ser menos humana, más carente de amor y de servicio a los demás, acercándose cada vez más al culto al yo, donde la protagonista no deja de preguntarse ¿Como hubiera sido mi vida y la del hijo que aborté si no hubiera abortado? Y siempre estaba buscando el vacío de su hijo, la cara de su hijo como en un catálogo de todas/os las/os niñas/os, jóvenes y después algo adultos que veía, su conciencia no la dejaba vivir, en una palabra, una mujer desecha con una tristeza interior destructiva, una mujer muerta en vida y vacía sin un amor “el de su hijo” a quien servir ¡Pues el servir, es la forma más sublime del amor al prójimo y del amor de Dios!
En tiempos pasados pero muy recientes, se creó un Ministerio llamado de Igualdad que bien podría habérsele llamado “Ministerio de la Desigualdad” o “Ministerio de la muerte a la vida del no nacido”, ya que al primero y principal de los derechos que daba origen a su nombre y razón de ser “el derecho de todos a nacer” lo erradicaba o lo abortaba. ¡Mal empezaba aquel Ministerio que no tenía razón de ser, por eso, su vida fue tan efímera!
Recuerdo aquella otra vieja película que si no me falla la memoria se titulaba “Danzad, malditos, danzad” y que quiero relacionar con aquellas noticias aparecidas en la prensa el Viernes día 6 de Marzo de 2.006: Ya mi niña…. que me provocó tener que buscar aquellas notas de tertulias de años anteriores y artículos de prensa que con tanto dolor guardaba en un cajón y celosamente guardaba en mi corazón (como previendo ver la situación actual), por lo que me pongo ha conexionarlas para escribir y divulgar esta reflexión cargada de la experiencia de una vida.
“Ya mi niña a los 16 años puede abortar sin permiso paterno”
“el Gobierno ha señalado que su intención es que ninguna mujer que aborte pueda ser penada con la cárcel”
Con estas noticias, parece que nos están diciendo ¡Disfrutar con una libertad sin límites, que ya os he liberado de una pesada losa! ¡Que negritud veo en el horizonte de esta sociedad que están creando algunos dirigentes sociales y políticos, la sociedad del vacío, la sociedad del todo da igual, la sociedad de la arrogancia y de la prepotencia, una sociedad que más parece de incultos y de esclavos de esta y otras Leyes, una sociedad de personas sin escrúpulos, la sociedad de la Mentira, la sociedad de la Relatividad, la sociedad de la Cultura de la Muerte!  ¡Ni que la vida, lo único que tenemos y un don de Dios, fuera una pesada losa que nos asfixiara! Pues, para todas las madres de mi edad hasta la más remota antigüedad “un niño era y es aún la presencia de Dios en el mundo por el poder de procreación que Dios nos dio”.
Perdón, y doblemente perdón a los lectores, por aquella expresión que con tanta naturalidad y sutileza expresó nuestro antiguo Presidente del Gobierno que fue puesto como un presidente de transición del partido y que por un descalabro de la sociedad se encontró con la Presidencia de la nación, presidencia, que nos ha llevado a la mayor de las ruinas (hoy gracias a Dios Ex Presidente), al hablar de nuestras relaciones comerciales y turísticas con Rusia ante los medios de comunicación y la representación Rusa, de sociedad marcadamente matriarcal, “…….         ……..”
Dios dotó a todas las hembras del reino animal “tanto al racional como al irracional” del misterio mas grande, “la maternidad” ¡Dichosas nosotras mujeres que podemos tener esa inmensa fortuna, satisfacción y experiencia de trasmitir vida al mundo! ¡Templos del Espíritu Santo, se nos dio una vida para glorificar a Dios con nuestros actos, que estos, no sean causa para nuestra amargura diaria y condenación eterna! ¡Dios puso a la humanidad sobre la tierra, hombre y mujer, como los Reyes de la creación y les dijo: “Creced y multiplicaos, etc. etc.” y son las únicas hembras del reino animal, pero llamado racional, que matan a sus crías dentro de su cuerpo o en estado de gestación, las demás hembras del reino animal pero el irracional, lo hacen después de nacer y solo por instinto de supervivencia de la prole! Por eso la Ley del Aborto, es una Ley Anti-Natura, una Ley que hay que Abolir, Ley que ciertos Gobiernos la venden como una Ley Progresista para la mujer a la que libera y “Nunca más lejos de la Realidad”, pues, se puede decir de ella que es una Ley tan regresiva, regresiva, como que la esclaviza, que la hace irracional, una Ley que la descuartiza y la convierte en el peor de los animales, ya que es capaz de matar a su hijo.
Según las estadísticas que se manejan del año 2.012, solo en este año, se han practicado en España el escalofriante número de 120.000 Abortos, lo repito, ciento veinte mil abortos o asesinatos de niños en su vientre materno y esta situación no la puede permitir una Sociedad llamada Civilizada ni un Gobierno de ningún signo político, pues la evolución de una sociedad no consiste en matar impunemente, sino en dejar nacer a aquellos que sin lugar a dudas la evolucionarán con sus investigaciones, estudios e inventos; algún día podremos decir que ¡estamos matando a genios y a santos!
¡Esta sociedad está pidiendo a gritos un cambio radical que nos aleje de la Cultura de la Muerte, que unos engañándose a si mismos nos quieren hacer ver como demanda social para arrastrarnos a su destrucción con ellos!  ¡Acaso no seremos capaces de crear una nueva sociedad que comparta la vida de un hijo/a con dos madres, en la que una solo tenga el deber a quererlo y a ser feliz por no haberlo abortado y la otra el derecho a ser feliz por haberlo adoptado, realizarse como madres y padres, cuidarlo, desvelarse en su vida, preocuparse en su crecer y vivir adorándolo! ¡Acaso no seremos capaces de crear una sociedad nueva en la que la vida haya triunfado sobre la muerte, en la que el bien haya triunfado sobre el mal, en el que supuestos y presuntos potenciales enamorados de la muerte no lleven a la humanidad a su destrucción a través de la muerte del no nacido! 
¡Acaso no seremos capaces de crear una sociedad nueva en el que compartir el amor a la vida, no nos llene de felicidad!  ¡Tan derruidos estamos que solo vemos y nos regocijamos con la negritud, las luchas, la envidia, la avaricia, el egoísmo, el poder, el dinero, el odio, la mentira y la muerte!  ¡Acaso no parece que a ciertos sectores de la sociedad no les importa acabar con la forma de vida actual al precio que sea, esclavizando la persona al Estado solo por el mero hecho de gobernar ellos privándonos de la auténtica libertad! ¡Si, de la auténtica libertad! No permitamos que hagan de nuestros hijos escoria, basura o simplemente materia en descomposición, que al igual que el aborto mata, la píldora del día de después también mata como la carcoma, tanto a quien la usa como a la futura vida. ¡Y a la vida nunca la rendirá la muerte! 
¡No hay nada más grande en esta vida que el AMOR! ¡Ni amor más puro que el de una madre! ¡Ama y serás feliz, y esa felicidad te hará dichoso en esta vida y te valdrá para vivir eternamente en la presencia de Dios! ¡El amor te hace libre (porque te hace dichoso), no tiene ataduras!  Amaos como Jesús nos enseñó, con un corazón puro y limpio y así como fruto de este amor amaremos a nuestros hijos, a nuestro prójimo y a la mujer desvalida que sin buscar un hijo se encontró con un embarazo que le cambia totalmente su vida y a la que solo le ofrecen como única salida el aborto, habiendo otras salidas propias y dignas del ser humano para que no se cometa este horrendo crimen, consecuencia de una muy deficiente educación y formación de nuestros hijos por parte de sus padres, de sus formadores y de la sociedad como veremos a continuación.
Pues lo que la humanidad no quiere entender es que las personas no somos dueños de nuestras vidas, ya que la vida es un Don de Dios y es a Él al que corresponde darla por generosidad y amor a la humanidad o quitarla para llevarnos a gozar de la presencia amorosa del Padre Dios creador, por lo que las personas, solo somos simples administradores de las mismas y no podemos ni quitarnos  nuestra vida ni la de otra persona y mucho menos la de un ser indefenso que se desarrolla y nace gracias a la custodia diaria de la madre en su vientre materno.

Es la falta de amor en el mundo lo que nos hace actuar así a las personas, y esta falta de amor es consecuencia de que “nos hemos olvidado del amor de Dios a la humanidad y de nuestro amor a Dios como Dios creador y dador de la vida” al que hemos sustituido por la sociedad de consumo, el culto al cuerpo, el dinero, la mentira y la hipocresía, el servilismo a lo humano, las prisas, etc. etc. ¡Ah! Si supiéramos que Dios nos ama de un modo que podríamos llamar “obstinado” y nos envuelve con su inagotable ternura como nos dice su Santidad el Papa Emérito Benedicto XVI en el Prólogo del libro “Mensaje de la Misericordia de Jesucristo al Mundo actual” un libro que nos aumenta la alegría de saberse amados por Dios.
Y ya en los colegios a nuestros hijos les hablan de la naturaleza, de los seres vivos, de su reproducción, pero esto a una edad algo temprana y con pocos símiles de la naturaleza; les hablan con toda naturalidad de la sexualidad, de como han de comportarse con ella, pero algunos los más atrevidos y con tintes “algo destructivos” les dicen que hay que probarlo todo para saber cual es tu inclinación sexual, lo que da origen a una temprana promiscuidad, así como de que tengamos cuidado con el sida, etc. etc. y a nuestras niñas además les dicen que no se queden embarazadas “como si los niños no intervinieran en ello”, pero que si quedaran, el mercado les ofrece muchos medios, técnicas y formas anticonceptivas etc. y ya con unos ligeros conceptos algunos niños se incitan prematuramente a conocer y los más atrevidos a practicar este novedoso mundo del sexo como una explosión de la vida.
Es desde la más tierna infancia cuando hay que empezar a educar y formar a nuestros hijos en el hogar y con nuestro ejemplo, y más tarde en las Escuelas y en los Centros Superiores,  inculcándoles el respeto a los demás o lo que es lo mismo al respeto mutuo, al cuidado de todo lo que nos rodea, a los pequeños, a los adultos, ancianos, animales, objetos y mobiliario urbano, a los enseres e instalaciones, edificios públicos o privados, , etc. etc., en una palabra volverles a inculcar la tan destruida escala de valores que a todos tanto nos ha beneficiado, porque cuando una joven o mujer se queda en estado no lo hace ella sola por un simple o complejo estado de deseo, si no que necesita de un varón, por lo que ambos y en el mismo porcentaje están gritando la falta de formación desde su infancia, y ambos, y en la misma proporción son responsables del embarazo de ella y de esa nueva vida.
No olvidemos que la más mínima norma de convivencia empieza por “el respeto mutuo” y para ser respetado ha de empezarse a enseñar a respetar a los demás; hoy, como la mayor parte de los jóvenes se han criado trabajando sus padres el estar pendiente de los hijos en la educación y formación en el hogar se ha abandonado, en gran parte por no quedarnos tiempo, estar cansados o agobiados pasándolo a un segundo o tercer plano, como dejando que la sociedad sea la que los eduque (solo hace falta permanecer en un local público para observar las grandes lagunas que ciertos padres en la educación, formación y respeto a los demás han dejado de preocuparse de ellos); esta es la cuna de la tan destruida “escala de valores” que ha perdido la sociedad y que hoy podemos decir que ha quedado reducida más que a la carencia de los mismos, a unos valores totalmente negativos de forma que estos sean los que probablemente acaben avasallando a gran parte de la sociedad y para muestra vale ¡Como está la Universidad con respeto a cuando estudiaba mi hijo! Y así todo lo demás.
Pero lo que no les enseñan o aprenden mal por no insistir en ello es de: 1.- La nobleza del amor y sus valores, así como de los beneficios que recibe la pareja enamorada en sus relaciones. 2.- Cuando en la pareja pueden iniciarse las relaciones sexuales/amorosas para que fructifiquen en una buena convivencia y no en meras relaciones sexuales.  3.- De la sexualidad responsable en la pareja enamorada. 4.- Que enamorarse es ser los dos uno/a solo. 5.- Que lo más grande en esta vida es un hijo, un regalo de Dios. 6.- El amor a la vida. 7.- El respeto a los demás. 8.- El hacer el bien o por lo menos el buen hacer. 9.- El que hemos de ser responsables de todos nuestros actos. 10.- He infinitas normas para una buena convivencia y relaciones sociales en la vida,  etc. y así después de todas estas carencias aparece en las mentes de nuestros jóvenes un ENTE EXTRAÑO virtual o imaginario que les hace creer ser “SU gran libertador”, El gran libertador de su juventud, que no es ni más ni menos que el auto-destructor de sus vidas, que ante el descuido o poca atención de ciertos padres les deja abandonados/as en un abismo de peligros e incertidumbres y lo más grave, es que esto les ocurre nada más asomarse a la ventana de la vida cuando solo ven fantasías, todo le es fácil y natural y todo el mundo les parece estar a sus pies, y donde sus mentes están llenas de ilusiones para programar sus vidas y poder llegar a lo más alto de ella.
2.- Educación y formación de nuestros hijos con la sociedad que hemos formado.
Hecha esta salvedad “Del gran libertador”, nos volvemos al primer párrafo que motivó esta reflexión: “Ya mi niña a los 16 años puede abortar sin permiso paterno”, y ya ahora si puedo “echarle la responsabilidad a mis padres de algo que ellos me han mal formado o no enseñado, ya que a veces o casi siempre han obviado hablarme de ello como dejándome que la vida me enseñe, y con esa deficiente formación por ellos, en los colegios y de lo visto en la sociedad que me rodea me he mal formado a una sexualidad temprana, pero no se me ha formado a una sexualidad naciente como fruto del amor que se siente al sentirte atraída por otra persona del otro sexo, así como a ser responsables de ella por la cual he quedado embarazada; pero resulta, que a mis 13-16 años mi embarazo, que yo no deseaba, me priva de todas las vivencias y diversiones juveniles, así como de llevar a buen puerto mis sueños aún en formación de mi vida, jugándome la poca vida vivida esta mala pasada, fruto mayormente, del poco enseñarme y seguimiento de mi vida por mis padres.
Y ante mi embarazo, se presenta por segunda vez “El gran libertador” para falsamente volverme a liberar de algo que ha tomado forma en mi cuerpo “la vida de un hijo que llevo en mis entrañas” que me turba la existencia, pero eso si, he de hacerlo yo matándola y no El libertador que no está embarazado, transformándome así en su asesina a través del aborto.
¡Pero si el embarazo me turba mi vida! ¿Que me brinda Mi libertador?  ¿El asesinato?  ¡Que horror, que me espera en esta vida a la que acabo de asomarme! ¡Pero, que amarga se me ha transformado la forma de vida que me han mostrado que  me hace quedar traumatizada para siempre!
Y aquí se te presenta por tercera vez “El gran libertador” para decirte: ¡No te preocupes joven o mujer, que yo te protegeré siempre para que dependas de mi y seas “mi enferma Psíquica, una mujer Desquiciada, una mujer Engañadamente liberada e Irrecuperable así como una Carga continua para la Sociedad” y te garantizo de por vida los Servicios de Cirugía, Psicología y de toda la Sanidad Pública y Privada para que así puedas ser una muerta viviente, una miembra de número de mi nueva sociedad, la sociedad de la Mentira y de la Cultura de la Muerte! fruto de los cantos de sirena de otras personas desquiciadas que perdieron su norte y que nos quieren destruir como hicieron con ellas mismas o solo por el culto al voto de ciertos políticos para amarrarse al poder.
Conozco varias mujeres en esta situación, que nunca dejan de buscar la cara de su hijo para poder vivir y pedirle perdón, pero por desgracia no lo pueden encontrar.
¡Pero, que dura ha hecho El libertador mi vida!  ¡Si yo niña o mujer jamás superaré el trauma del aborto que una sociedad llamada civilizada, instalada en la indiferencia, en el no compartir, en la soledad y el individualismo, en la teoría destructiva de la relatividad y la mentira, en la falta de comunicación, en el a mi que me cuenta, etc. etc., me brinda!  ¡Si niña, yo tu libertador te brindo la muerte de tu hijo y día a día tu propia muerte, la que todos los días tu conciencia te pedirá, pero yo el Maligno disfruto y me regocijo con tu dolor, con tu esclavitud y con tu desgracia que cada día te iré aumentando!   
¡Que dirán de nosotros aquellos países donde apenas con nada al día tienen que vivir y donde algunas niñas con doce o trece años “son obligadas a ser madres o a parir por ser hembras como los animales” y en los menos casos, mujeres que la vida las forma a prisa o ni siquiera las ha formado porque así es su sociedad, sacando sus crías adelante sin matarlas! Dirán: ¡Que asesinos son estos que dicen llamarse civilizados, que nos ofrecen su progreso y la ruina de sus vidas para esclavizarnos en el asesinato con la Cultura de la Muerte!
Falta de formación, falta de humanidad, carencia de sentimientos, de valores, así como de conciencia, de moral y el no saber o no querer aceptar que la vida es el Don más grande que Dios dio a la humanidad a la que hizo a Su imagen y semejanza facultándola para la Procreación, haciendo de nuestros cuerpos templos del Espíritu Santo con el Sacramento del Bautismo. Así con esta escasa formación y falta de información general, los jóvenes sufren un estado de inmenso pavor e incertidumbre (no solo las jóvenes al quedarse embarazadas, sino también los varones que no quieren saber nada de esa criatura como consecuencia de una sociedad cada vez más irresponsable y más Machista, si, si cada vez más Machista, por la tan jaleada “falsa liberación de la mujer” que nos han vendido las feministas y otros grupos con el único objetivo de destruir a la sociedad actual y a la familia) jóvenes, que por miedo a sus padres, a la sociedad, al condicionamiento de sus vidas, a la carencia de medios y en algunos casos a la responsabilidad de ser jóvenes padres, ven como salida fácil el deshacerse de esa futura vida que esa joven o mujer lleva en sus entrañas; pero la inexperiencia de la vida no les hace ver que en la mayoría de los casos estas “posibles futuras madres” quedarán enfermas y traumatizadas para el resto de sus días e incluso algunas jamás podrán ser madres, o morirán al abortar o “con la píldora del día después”, pues, que todos sepamos que se han producido bastantes muertes en Centros Hospitalarios que algunos políticos se empeñaron en ocultar a toda costa.
Que pena que por ese infinito sobresalto, falta de formación, información y programación de la sociedad, escasez de protección y centros de acogida que debiera ser la primera obligación de un País Civilizado instalado en la Sociedad del Bienestar así como de sus Gobiernos, “el derecho a la vida”; falta de concienciación, asesoramiento, formación humana y moral, de ayuda al necesitado, cuando estas niñas o mujeres aturdidas y confundidas máxime cuando los varones se desentienden y otros deciden por ellas para que aborten, sabiendo que hoy en día hay tantos y tantos matrimonios, o chicos y chicas mayores que quieren adoptar y no pueden lograr el mayor deseo o la mayor satisfacción de la vida  ¡Poder abrazar un hijo!
¡Perdón Señor que estas vidas unos las asesinen y otros que las desean no puedan tenerlas entre sus brazos al no ser amparadas y protegidas hasta su alumbramiento; gestación y alumbramiento protegidos como el mayor Don de la humanidad con el que en muchos casos podríamos conseguir:
1.- Cambiar la actitud de estas niñas o mujeres para tenerlo y no desprenderse de el, y que luego, vivirán dichosas por su hijo al que dejaron nacer, y a las malas, antes que asesinarlo, al nacer entregarlo a una “Casa Hogar de maternidad/un Centro de Igualdad a la Vida/ un Centro del derecho a nacer” para que otros lo puedan amar y dedicarle su vida;  2.- ¡Y a cuantas de estas mujeres, madres o padres adoptivos no les importaría que su hijo conociera a la madre que lo llevó en sus entrañas con muchos sufrimientos y posterior dolor de desprenderse de él! ¡No hay que ser arcaicos, hay que EVOLUCIONAR, y no solo para matar con el aborto!  ¡Acaso no, gran parte de esta sociedad acepta el aborto o le es indiferente!  ¡Y cuantos hijos (creo que todos, si son criados en un ambiente de amor en su hogar de adopción) se alegrarían de conocer a esa madre que tuvo el CORAJE de no abortarlos superando infinitos sufrimientos y que otra lo criara y lo viera crecer!;  3.- ¡Y cuantas otras madres vivirían felices y dichosas  al haber tenido su hijo, conocerlo,  no abortarlo y que otra mujer o familia lo haya criado! ¡Todas, si, todas las madres!;  4.- Y sin embargo, toda mujer que aborta vivirá enferma, angustiada, desquiciada y traumatizada para toda su vida quedando psicológicamente irrecuperable.
Vivimos en una sociedad totalmente permisiva e indiferente a todo, carente de formación, de no tener los conceptos claros y muy pasota ¡Y ya lo estamos empezando a “pagar todos” con la falta de amor, de sensibilidad, de humanidad e indiferencia social; con la egolatría; el ansia de poseer o de poder; el no querer ver a mi prójimo que sufre; así como cada día con mayor soledad, el culto al dinero y al consumismo; la no creencia en Dios; la carencia de hijos con el consecuente envejecimiento de la población pasando a estar supeditados a manos extrañas; la infertilidad cada día más en aumento; los suicidios etc. etc., donde todo más bien parece que nos está llevando o estamos llegando al final de esta Cultura Occidental en que otros pueblos vendrán, someterán a nuestras mujeres a su esclavitud y exterminarán a los hombres, etc., consecuencias de la Cultura de la Relatividad y de la Cultura de la Mentira que nos conducen a la Cultura de la Muerte.
Hay que evitar estos crímenes “aboliendo la Ley del Aborto porque el crimen nunca será legal”, con lo que gustosamente nos veremos obligados a PEDIR a nuestros gobernantes crear un “Organismo Nacional de Defensa de la Vida”, con Delegaciones en cada provincia para establecer “Centros del derecho a nacer, Centros de Igualdad a la Vida, Casas Hogar de maternidad” y digo en cada provincia por el número de abortos practicados en España; “Organismo, canalizado por Gobiernos con Conciencia y Humanidad con la participación de la Iglesia así como con la colaboración de nuestra Sociedad con sus muchos Voluntarios”, y pidamos a este Organismo que las abandere, que acoja a estas niñas o mujeres en gestación, las proteja, y en la corta estancia en estos centros las eduque-forme y las guíe para ser al menos verdaderas mujeres, de forma, que puedan hacer su vida normal que les permita seguir con sus estudios-formación o con su  trabajo, sin trabas, con unas relaciones de convivencia o extra-familiares en estas Casas Hogar de maternidad/Casas del derecho a nacer, etc. etc. haciéndoles saber que tienen la responsabilidad de llevar una vida en sus entrañas, por lo que tendrán las propias limitaciones de una gestación responsable.
3.- Medios de que dispone el Estado y la Sociedad y la colaboración de la Santa Iglesia.
Todos vemos en nuestras ciudades edificios cerrados donde unos pertenecen a la Administración Central del Estado, otros a las Administraciones Autonómicas, Locales o Ayuntamientos, edificios, que están en lista de espera para vender o mal vender y donde algunos ni siquiera han sido inaugurados, dotados de todo tipo de Instalaciones, Equipamientos y Servicios que iban a ser destinados a dar distintas prestaciones bien de Docencia, Sanidad, Servicios sociales, Formación, edificios multiuso o polivalentes, así como de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, etc., centros dotados con distintas dependencias, zonas comunes, zonas de estar, de estudio o conferencias, cocina, comedor, biblioteca, habitaciones, etc., edificios, en pleno funcionamiento que al cerrarlos quedan abandonados y pronto pasan a deteriorarse e incluso a estado  ruinoso, y al saberse no custodiados, acaban desapareciendo sus Equipamientos, Instalaciones y Servicios por aquellos que les gusta lo ajeno más que lo propio; esto mismo puede ocurrir con edificios de la Iglesia Diocesana y de las Congregaciones Religiosas por falta de vocaciones, y en todos estos edificios cerrados o ínfimamente ocupados se podían albergar temporalmente a estas jóvenes o mujeres embarazadas hasta su alumbramiento y “cuyos gastos de vida, formación y mantenimiento” en un porcentaje elevadísimo podrían estar sufragados por: 1.- La dotación Presupuestaria de aquel antiguo Ministerio de “Igual - da”. 2.- Por la parte de la Seguridad Social “destinada a Intervenciones Quirúrgicas no Necesarias propias de Clínicas privadas, las derivadas de Prácticas abortivas y post-aborto, los Servicios de Psicología, los grandes gastos farmacéuticos durante toda la vida de estas mujeres que abortan, etc. etc. de los que sus detractores, (tutores políticos o sociales) solo buscan el clientelismo y servilismo de ciertos partidos a la hora del voto. 3.- Lo que falte para poder llevar a cabo esta labor podría obtenerse por:
A.- Alguna otra partida Presupuestaria del Estado.  B.- La aportación del Estado a todos aquellos Colegios-internados que tenía como Institutos/Centros Especiales hoy vacíos sin niños por falta de nacimientos.  C.- Que la Iglesia Diocesana y las Congregaciones Religiosas a través de Contratos remunerados de Cesión con el Estado” aporten temporalmente sus edificios semi-vacíos por falta de vocaciones así como de Residencias Universitarias y Colegios; Estado e Iglesia que facilitarían esta Infraestructura de Edificios que aún tienen en funcionamiento sus Instalaciones, Equipamientos y Servicios para llevar a cabo esta labor de humanidad, de servicio y de desagravio a Dios por tantos crímenes del aborto. D.- Cooperación altruista de Voluntarios que además actúen como inspectores, rectores y colaboradores de esta labor.  E.- Personas que quieran esperar una adopción por orden de solicitud para llegar a ser madre o padres de adopción.  F.- Personas simplemente benefactoras que brinden altruistamente su trabajo, sus servicios o aportaciones económicas   G.- Y que ninguno de estos “Entes y Colaboradores”, tengan derecho sobre esta labor y sobre estos niños, solo sus padres adoptivos ¡Pues si somos capaces de salir al extranjero, esperar dos (2) o más años, tener unos gastos elevadísimos y arriesgarnos a no llegar a adoptar un hijo, etc. etc. seremos capaces de aceptar esta propuesta y que coneste Potencial de Edificios, Personas Voluntarias y de padres de adopción  nada cuesta abrir estos “Centros de Igualdad a la vida/Casas Hogar de maternidad” con lo que además así conseguiríamos:
1.- Evitar estos crímenes del aborto, ya que esta “Nueva Sociedad” educada para ello no los permita y como consecuencia no la hagan Coparticipe y Corresponsable de los mismos.  2.- Hacemos que algunas o muchas de estas niñas-madre o madres adultas, amen la vida, amen al hijo que llevan en sus entrañas y lo deseen para que nazca como hijo sano y querido, y al verlos nacer, puedan decidir darlos en adopción o criarlos con ayuda de todos y de los oficios que hayan aprendido en esos “Centros de Igualdad a la vida/Centros del derecho a nacer/Casas Hogar de maternidad. 3.- Que la sociedad aprenda a que un niño/a pueda querer a dos (2) madres “la madre biológica y la madre de adopción” reformando la legislación existente y educándonos de forma que no tenga que volver el rey Salomón, donde los padres adoptivos estén defendidos en primacía y protegidos legalmente ante la madre natural que lo tuvo y no lo crió aunque después esta forme una familia.
¡La sociedad está cambiando a pasos agigantados, en lo bueno, en lo malo, pero sigue fija en los cánones que definen la familia como al principio de la historia aunque haya aparecido el nombre de “mi pareja” y casi desaparecido el nombre de “mí esposo o esposa”!  ¡Y mientras tanto estamos encerrados en discusiones semánticas sin resolver nada, solo acusándonos, unos creyendo ser muy buenos y lo son, y otros a conciencia o sin conciencia autorizando asesinatos, tiñendo estos crímenes del aborto de legalidad o dejándolos ver como una demanda de la sociedad o un acto natural de la humanidad o del reino animal racional, pero el más irracional, y no digo solo de la mujer, sino también del hombre y de la sociedad, derrumbando y demoliendo a estas mujeres a las que les hacen creer que es su única salida y que aunque pasen por Psicólogos constantemente jamás se recuperaran!  ¡Nada más real!  A estas mujeres, “Su gran libertador” las deja que se pudran en vida y que sean muertos vivientes, ya que sus conciencias no las dejarán vivir, supervivientes de “la Cultura de la muerte, de la Cultura del aborto, de la Cultura de la Relatividad y de la Mentira” ¡Y egoístamente una gran carga social! ¡No lo olvidemos y repito, no solo son responsables las mujeres que abortan, algunos padres por la mala formación que dan a sus hijos, las abortistas, los legisladores de la Ley del aborto, sino también la joven y el hombre que solo buscaba divertirse, así como la sociedad que permite esta Ley haciéndose Copartícipe y Corresponsable con su silencio como consecuencia de no exigir a sus Gobernantes el derecho a la vida!  
No olvidemos que desde que esta Ley apareció “ha aumentado la violencia de género y el suicidio de los hombres” (consulten las estadísticas) pero que además han aumentado de forma exponencial al conexionarse con la Ley del Divorcio, el hombre, que al verse tan despojado pierde la cabeza y ve como única salida quitarse la vida; la mujer sensata y la sociedad saben que la Ley del Aborto hace que gran parte de la sociedad tome a la mujer como un elemento más para su divertimento, su manejo o disfrute, un elemento más de usar y tirar que la inclina o esclaviza al desahogo sexual, una Ley que la mancilla, que la destruye y que la desmorona acabando con ella y con la sociedad que la acepta como la carcoma acaba con la madera; mi hijo fue testigo de una conversación de tres varones jóvenes sobre una chica que resumiendo decían: ¿Pero te acostarías con ella, no? Contesta el otro: No, no quería. Y le vuelve a decir el primero: ¡Pues yo le pego una paliza y luego me acuesto con ella! Esta actitud la ha provocado la Ley del aborto, la que ha transformado al hombre en menos tolerante, más machista y a la mujer en un objeto de disfrute pasional y de deseo de manipulación del hombre; también escuché un comentario a través de la Radio en el que una chica de 13 años dijo: No tengo más remedio que ofrecerme al deseo de los chicos porque si no me excluyen de la pandilla, no salgo con chicos y no cuento con ellos para relacionarme como una persona ¡Que barbaridad, hasta donde han llevado estos sin escrúpulos y feministas a la juventud!     
¡No dejemos que esto ocurra, ayudemos al desvalido, a la joven o mujer embarazada que no lo buscaba, que en definitiva es ayudarnos a nosotros mismos, ya que todos somos responsables de esta Ley  ¡Jesús con la mujer adúltera dijo a sus acusadores: El que esté libre de culpa que tire la primera piedra!  Esta sociedad con el aborto no está libre de culpa, ya que calla y lo permite ¡Ese no es el AMOR misericordioso de Dios! ¡Esta no es la misericordia que Dios nos dijo que tuviéramos con el prójimo, con el desvalido, con nuestro hermano etc.!  ¿Quién me niega que lo expuesto no tenga resultados excelentes?  ¡Acaso no hemos creado una sociedad tan permisiva que gran parte de ella ve normal el aborto!  ¡Una sociedad instalada en la indiferencia, en la Cultura de la mentira, en el “tu echa porquería que algo quedará”, en la sociedad de la cultura de las subvenciones que a la larga la esclavizan y la destruyen, haciendo de ella una sociedad comprada, una sociedad cautiva del voto, una sociedad mendiga, una sociedad carente de sentimientos, de iniciativas, borreguil y cada vez menos libre!
Ha llegado la hora del no matar a la vida, la hora del amor a la humanidad, la hora del compartir, la hora del vivir, la hora del no destruir todo para no cercenar más la vida ni los sentimientos de la sociedad, la hora de no ser esclavo de las leyes Anti-Natura o de un aparente Estado manipulador totalitario, ni de nadie y que la Sociedad y la Iglesia exijan al Estado defender la vida, creando estos “Centros del derecho a nacer/Centros de Igualdad a la vida/Casas Hogar de maternidad” regidos por “Consejos Administrativos Rectores de un número reducido de personas ajenas a estos como testigos del buen hacer” que junto con sus Directores coordinen y vigilen escrupulosamente esta labor.
Y ya solo hace falta ponerse a trabajar para salvar vidas y salvarnos a nosotros mismos de nuestras miserias, “practicando con nuestros hermanos las Obras de Misericordia que Jesús promulgó”sometiéndonos a esa evolución positiva de la sociedad y no a la destrucción por la revolución, ni al enfrentamiento o al odio entre las distintas capas sociales con el fin de destruir todos los cánones sociales actuales; es la hora de erradicar la pobreza, de extender el bienestar que ofrecen la cultura, la formación, la buena educación y los valores, es la hora de trabajar por el bien y por el buen hacer de la humanidad.
Sobre los años 70 los ahora mayores creíamos que con la Democracia se iba llegar o había llegado a la “Era de la Concertación y del Diálogo” que era lo que la sociedad estaba demandando y preparada para ello estaba, pero más parece por las experiencias vividas, los resultados obtenidos y por el camino que llevamos, que estamos en la era del desconcierto, del derroche, de la malversación, del no querer entenderse, del divide y vencerás, de las descalificaciones infundadas para derruir al gobierno de cualquier signo que esté en el poder, o del quítate tú para ponerme yo como los antiguos decían que era la política, etc. etc.
Gracias a las personas de gran corazón, existen numerosas Asociaciones en defensa de la vida que su valor ha día de hoy es incalculable y muchas o todas  han recibido mis escritos en defensa de la vida como un primer Poema: Un canto universal a la vida ¡Tu niña, mamá! ¿Por qué me negaste la vida? enviado a más de 5.000 E-mail de todo el mundo y traducido a doce (12) idiomas y aún colgada en Internet, o el segundo Poema, el nacimiento de mi hijo sietemesino, ¡Hijo mío, como te quiero! O la conversación de una hija con su madre rogándole que no la abortara ¡Mamá, por favor no lo hagas! O las conversaciones formando a mi nieta sobre los valores de la mujer ¡Mujer, quiere decir vida!, O esta reflexión y estudio social  titulada “El aborto. El holocausto de los inocentes. La cultura de la muerte” todas abundantemente mandadas a través de Internet por todo el mundo, pero estas Asociaciones son como pequeños granos de arena, pero eso si de oro, que han nacido de la nada y que deben integrarse y ser punta de lanza de mi gran idea a nivel Institucional que lleva gestada en mi mente hace más de veinte (20) años “con aquellas primeras noticias”, hasta que ya ha eclosionado y quiero ver extendido antes de mi pronta muerte por mi avanzada edad para expandirse por todo el mundo y así su bien y experiencia sirvan para que en las ciudades donde se establezcan estos “Centros de Igualdad a la Vida/Centros del derecho a nacer/Casas Hogar de maternidad” se establezcan con rapidez y experiencia.
En mi juventud durante la República Dolores Ibarruri “La pasionaria” decía: ¡Hijos si, maridos no! pero ahora las personas pro-abortistas parecen más bien decir ¡Ni hijos, ni maridos, solo fornicio!  ¡Así lo hemos visto y estudiado por la Historia, situación, que cada cultura repite como para autodestruirse a sí misma, o como anuncios del fin de cada cultura o civilización y no lo aprendemos, pues más bien parece que estamos al principio de la destrucción de la Cultura Occidental donde solo queremos autodestruirnos! Como ocurrió con los imperios Persa, Egipcio o Romano y todas las culturas que de Oriente vinieron y se quedaron en Occidente.
Me entra la risa al pensar ¡En que estaría pensando nuestro Ex-Presidente! ¡Acaso en aquella vieja película que si no me falla la memoria se titulaba “Danzad, malditos, danzad” !Pero con aquella expresión ante la representación Rusa  “ ……  ……. ” !Y así toda la sociedad está distraída con su propia destrucción, nos dejáis tranquilos y sois nuestros siervos y siervos de vuestra propia esclavitud .
No olvidemos que todos, si todos, somos hijos de Dios, y por su infinita Misericordia para todos sale el sol todos los días, para los buenos y para los menos buenos. Gracias Padre, Dios todopoderoso y eterno, que por medio de tu hijo Jesús, nos dijiste que nunca dejarías sola a tu Iglesia y que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella. Yo soy Iglesia (cristiana activa y llena de vida) templo vivo del Espíritu Santo y contra la Iglesia no se puede luchar porque sale más fortalecida y vigorizada. Perdón Jesús, mi Dios y mi Señor, porque en aquel primer Viernes de Marzo de 2.006 dieron otra lanzada a Tu corazón, pues, ya no quieren permitirte que los niños se acerquen a Ti, expresión, que siempre quise fuera el título de esta reflexión y para la Página Web creada “Decídete por la vida” que pronto entrará en servicio.
Y por último como despedida la madre de Dios, Nuestra Señora “tesoro de la Iglesia”, da al mundo el Rosario de los No Nacidos en estas direcciones  www.corazones-unidos.net; info@corazones-unidos.net
y nuestro Señor Jesús nos da estos dos (2) entre otros muchos mensajes:
 Yo soy tu Jesús. Una vez más, vengo a decirte que si tu nación revierte el aborto legalizado, la bendeciré ricamente por Mi favor. Pero si este pecado continúa con aprobación nacional, de mucho será despojada.   -14 de Octubre de 2.001-
Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. He venido a pedirles que dejen de matar la vida que amorosamente pongo en el vientre materno. Cada vida que es abortada cambia el mundo para siempre.     -5 de Octubre de 2.001-
Cedido por su autora María López Garrido que el próximo día 11 de Junio cumplió sus 100 años, de los que durante muchos fue Maestra Nacional, cediendo todos mis trabajos a mis dos (2) únicos colaboradores Marcelina (nueva incorporación y necesaria para la creación de la Nueva Página Web que dará vida a esta idea implantándola por todo el mundo) pero sobre todo a Diego, el iniciador de la extensión y divulgación de todos mis trabajos desde el año 2004 quien al venir voluntariamente a casa a dar compañía a una anciana, le involucré en los mismos transformándole en el alma máter de todos mis trabajos al buscar traductores “para el Poema o canto universal a la vida de ¡Tu niña, mamá! ¿Por qué me negaste la vida? traducido a 12 idiomas” y extender este y todos ellos por todo el mundo, te quiero Diego, todo te lo debo a ti y en el cielo te espero con todos nuestros niños abortados, ángeles de Dios, y allí le podrás dar y recibir ese tu infinito amor que te robaron.
 
Autora: María López Garrido (Maestra Nacional Emérita).

 

 
     

CANTO UNIVERSAL A LA VIDA
(ACTUALIZADO A NOVIEMBRE DE 2016)

¿Mamá, recuerdas cuando junto con papa estuvimos en la ginecóloga
y nos dijo que me estaba formando dentro de ti?
¿Por qué sentiste tanto miedo si aún no me conocías?
Mamá es posible que al principio te hubieras sentido incómoda y fea
pero por la ilusión que dentro de ti había una nueva vida
pronto se hubieran desvanecido esas preocupaciones.
¡Créeme mamá, todas las madres lo dicen después!
¿Por qué pensabas solo en lo malo?
¡Porque te venían acidez y ascos, síntomas del embarazo!
Mamá dijiste cosas tan horribles y tan dolorosas, que vi que no me deseabas,
e hiciste todo lo posible para desprenderme de tus entrañas.
 ¡Qué triste me puse, mamá!
 Ni siquiera te hiciste el test de embarazo
y tu preocupación sólo era echarme fuera de tu ser.
¡Qué miedo tan grande te inculcaron a la vida
 al decirte que el embarazo o parto te producirían la muerte!
Mamá, al principio te hubiera dado mucho que hacer
pero luego a mis 2 o 3 añitos hubieras disfrutado mucho de mí,
 hubiera sido tu muñeca, tu alegría, tu desvelo, tu ilusión, tu vida,
para más tarde ser tu amiga y en tu ancianidad hubiera cuidado mucho de ti.
¡Tú sabes, que de eso se hubiera ocupado con gran desvelo papá!
Mamá estoy en el cielo con la madre de papá, la abuelita María.
¡Cómo me quiere! ¡Qué dulce es!
Y siempre me está cantando la “Nana” que tanto cantaba en la tierra al niño Dios.
¡Su voz es la de un Ángel!
Mamá a Dios le pido mucho por ti, porque no has sido tú,
 Si no el miedo al embarazo lo que te ha hecho actuar así.
También le pido mucho por papá. ¡Papá sí que me quería!
 Que golpe tan duro le has dado, la abuelita y yo le ayudamos a superarlo.

  Mamá, papá me quería antes de engendrarme y quiere venirse conmigo ya pero, él sabe que ha de seguir ahí, porque su corazón ha de hacer mucho bien.
¡Qué pena mamá, porque cada día que pase me echarás en falta!
¡Un beso, tu niña!

 

 

 

 

Mujer quiere decir vida,
conversando con mi nieta.

          Donna vuole dire vita,
parlandone con mía nipote.

 

Hija mía, siéntete dichosa y afortunada de haber nacido mujer. Nosotras las mujeres, llenamos el mundo de ilusiones vivas y reales, de esperanza y de alegrías. Nosotras, traemos vidas, nuestros hijos a este mundo, por que Dios dio a la mujer y no al hombre esa misión. ¡Fíjate niña mía como Dios nos hizo, nos hizo, para ser el SER más dichoso y afortunado de la creación, sin nosotras la vida en la Tierra no existiría!  ¡Por eso hija mía y por el amor que te tenemos como padres, desde tu más tierna infancia recordarás haber oído a tu madre decirte infinitas veces: Mi vida, mi esperanza, mi alegría, mi tesoro!   

Hija, que nadie intente iniciarte en una sexualidad temprana antes de que tu mente y personalidad estén formadas aunque tu cuerpo esté preparado para trasmitir la vida; todo lo que te preguntes y quieras saber al notar que tu cuerpo va pasando de niña a mujer pregúntaselo a tus padres, que nosotros te diremos siempre la verdad, por que lo único que queremos para ti es tu bien y tu felicidad, no queremos que nadie te mal forme y te lleve al fracaso, a la enfermedad psicológica y física e incluso a la propia muerte. Hija mía, has de saber que la vida es muy linda y maravillosa, máxime, cuando se comparten vivencias, y que está hecha para compartirlas, para amarnos, por eso hemos venido a este mundo como fruto del amor entre un hombre y una mujer que se quieren, como fruto del amor de nuestros padres.

¡No te dejes hija mía, engañar o manejar por personas oportunistas, por personas sin escrúpulos, que por razón de su trabajo o despechadas por los errores cometidos en su vida desordenada, promulgan el aborto como una liberación de la mujer frente al hombre ¡Nada más distante de ello! que harán de ti una mujer siempre enferma, una mujer llena de dolor y tristeza, de angustia, de lamentaciones y desesperación para acabar neurótica, en una palabra, un cadáver viviente, que ese será el continuo presente de la mujer que se somete al aborto!

Estemos pendientes de la educación y formación de nuestros hijos, de los que somos los únicos responsables, para que no los engatusen con el canto de la libertad, para que no sean manejados ni manipulados con el único objetivo de esclavizarlos para privarlos de la auténtica libertad.

Nos miramos siempre en nuestros hijos por que ellos son nuestra proyección, pero nunca en la vida como ahora en la era que unos llaman “de las libertades y del conocimiento” se ha tratado tan vejatoriamente a la mujer, y no digamos a una jovencita, pues a mi nieta le pasó el caso que voy a contar en el botellón: Un joven se acerca y entabla conversación con el grupo de sus amigos y tan solo pasar un cuarto de hora se dirige a mi niña durante unos minutos y les propone a todos marcharse a otro botellón argumentándoles música en vivo, juegos de participación, relatos literarios, etc., cogen los coches y al pasar por una farmacia se para en su proximidad y le dice ¡lo vamos a pasar cañón ya veras lo que vais a conocer esta noche! Y le sugiere ¡Porque no te compras la píldora del día de después pues, nos vamos a divertir a tope y así cuando nos despidamos no tienes que estar buscando una farmacia y te evitas de complicaciones y preocupaciones! Mi niña abrumada y estupefacta abandonó el coche y no se separó de sus amigos.     

 ¡Hija mía haz de ti una mujer viva, una mujer alegre, una mujer libre, una mujer que porte la vida!  Esta es tu única y auténtica libertad, el aborto te encadenará a la muerte.

No permitamos que hagan de nuestros hijos escoria, basura o simplemente materia en descomposición, esclavizándolos y privándolos de la auténtica libertad, que la píldora del día de después los esclaviza al sexo, mata y frivoliza el nacimiento del amor entre los jóvenes y al igual que el aborto, mata a quien la usa y a la futura vida. ¡Y a la vida nunca la rendirá la muerte!

Los animales, se aparean cuando la hembra está receptiva y es cuando forman una pareja para criar y alimentar a sus crías; los animales racionales, hombre y mujer, se juntan y si ella queda en estado, dice él, si te vi no me acuerdo ¡Que lección nos dan los animales y eso que los llamamos irracionales!

Niña mía que a ti no te arrastren estas voces que están proclamando la LIBERTAD como una libertad falsa, una libertad llena de espejismos, una libertad de cantos de sirena, una libertad cimentada en la ESCLAVITUD de la que otras sociedades como la nórdica, la rusa y la americana luchan por abandonarla por nefastas para el desarrollo de la vida y la familia.

Aprende niña mía que la familia es la célula embrionaria de la vida sobre la tierra y que hasta el más salvaje de los animales la lleva a la práctica y parece mentira, que la humanidad únicos seres que nos llamamos inteligentes arremetamos contra ella queriéndola destruir.

Observa niña mía a los animales que cuando los progenitores han criado y formado a sus crías para una vida llena de vicisitudes para la supervivencia, estos abandonan la protección de la familia y no antes por que si no, sucumben a una muerte temprana.

Tú niña mía, convives con tus padres y abuelos y ves el amor tan grande, el respeto y la libertad que nos tenemos, pero todo ello es posible por que la vida la hemos cimentado en el amor, en el amor a la familia, en el amor a nosotros mismos, en el amor al prójimo, en el amor que hemos puesto a la libertad, en el amor a lo bello y todo nos es exitoso gracias a que todo lo hemos basado en el amor que Dios nos enseña.

Volvamos otra vez la mirada a los animales que una vez formados tienen tiempo para todo hasta llegar al cenit de sus vidas y en ellos el cenit lo logran por medio de la supervivencia.

Hoy os quieren meter la PRISA para todo y así os arrastran por vuestra poca vida vivida a la confusión, al desorden y al fracaso, fracaso, que es el éxito del que otros sacan partido para vivir ya que en sus corazones no hay amor, solo ambición y destrucción, así tenemos mala formación en los colegios, desobediencia general en colegios y familia, desinterés en educar y no formar a nuestros hijos, responsabilidad única de los padres que se han de exigir primero a ellos mismos y después a los poderes públicos, juventud no formada que abandona la familia avispados por esos cantos de sirena de una LIBERTAD conducida, manipulada y desordenada con el único objetivo de crispar a la juventud y a la sociedad envuelta con un papel tan frágil como que la vida es corta y hay que vivirla a tope ¿Para que? ¡Para acabar con ella y sus ilusiones cuanto antes!

Juventud esclava por vivir fuera del hogar paterno antes de formarse, juventud esclava de las subvenciones del alquiler de las viviendas para abandonar a sus padres, juventud esclava del dinero, juventud esclava del consumismo, juventud esclava del pasotismo, juventud esclava de la SUB-LIBERTAD que les ofrecen, juventud esclava del sexo, juventud esclava del quemar la vida cuanto antes, juventud esclava del aborto o del crimen más aberrante de la humanidad ¡Como si eso fuera como tomar un café! juventud esclava de esta forma de vida, juventud tirana de su propia vida, juventud esclava de su tiranía, juventud a veces tirana de los demás.

Niña mía, nunca en la historia de la vida se ha tratado tan vejatoriamente a la mujer como ahora y lo que es más preocupante e inexplicable es que sea la propia mujer quien parece ser se lo quiere imponer, como si fuera ella misma quien se quiere autodestruir despreciándose así misma para hacerse esclava de estas falsas LIBERTADES, esclava del sexo, esclava del crimen del aborto, destrozando lo más noble e innato de la mujer ¡La maternidad! frustrando la posibilidad de atracción y posterior nacimiento del amor entre un hombre y una mujer, aniquilando la formación de nuevas familias, aniquilando nuevas vidas, en definitiva demoliendo a la humanidad.

La familia no es una pareja de hombres, la familia no es una pareja de mujeres que conviven bajo un mismo techo, la familia es la unión entre un hombre y una mujer que se atraen, se complementan, que se unen por amor y con el deseo de tener hijos, las familias hacen que la sociedad se desarrolle, evolucione y crezca, las parejas del mismo sexo solo son eso, parejas, que se juntan por compartir y evitar la soledad; la familia se la defiende incentivando la natalidad, la familia se la defiende no incentivando a la juventud al abandono del hogar paterno, la familia se la defiende dedicando a ella la educación y parte de la formación de los hijos en el hogar, la familia se la defiende no invitando indirectamente a la juventud al aborto.

Defender a la familia es preservar a la sociedad de una hecatombe y un partido político que no defienda la familia ni la vida, no debe gobernar en ningún país.

Las mujeres abortistas han retirado a los padres de sus hijos y a los hombres de la defensa de la vida VETÁNDOLES su opinión y oposición contra el aborto ¡Como si estos no tuvieran que ver nada con sus hijos, ni con la natalidad, ni con la humanidad!  No solo se ha de Abolir la Ley del aborto si no también hemos de retirarle el voto a gobiernos que la propaguen, máxime, cuando protegen a los animales y pasan de los crímenes contra la humanidad que se cometerán autorizando el aborto donde a los padres se les quita la potestad y salvaguarda sobre los hijos.

¡Cuanto tiempo ha estado en el Ministerio de Sanidad situado en el Paseo de Recoletos frente al Museo del Prado, un tremendo anuncio en el que se veía a un ser humano sobre un fondo de agua que nos decía “Salvar vidas está en tus manos”!  ¡Habrá mayor incongruencia!  ¡El Ministerio de Sanidad tiene como misión a través de la Seguridad Social velar por la salud y la vida de la población, atendiendo a todos los enfermos: De tumores, enfermedades progresivas degenerativas, etc. etc. etc. pero un niño en el vientre de su madre no es un tumor que haya que extirpar y el que lo extirpa lo está asesinando, está asesinando una vida, está asesinando a Dios, al autor de la vida; entonces es congruente aquel anuncio del Ministerio de Sanidad “Salvar vidas está en tus manos” pidiéndonos que salvemos vidas animales y permitiendo abortar a jovencitas que más bien son casi adolescentes e incluso a mujeres maduras!  Por eso nieta mía no te dejes arrastrar por la Cultura de la Mentira, por la Cultura de la Relatividad, por la Cultura de la Muerte y ámanos como nosotros te amamos a ti ya que como te decimos niña mía, la vida es un Don de Dios y que nadie ni siquiera la mujer embarazada o sus padres tienen propiedad sobre ella.

Cedido por su autora:   Juana Llech 

 Email: lolomase@gmail.com

 

 

A MI HIJO NACIDO PREMATURO
(7 meses)

 

¡Hijo mío, como te quiero!
 Mio figlio, come ti voglio bene!

Mi niño no está formado, porque nació antes de tiempo
su madre siempre a su lado, para observarle su aliento
mi amor junto a su cuna, protege su dulce sueño
eres, corazón de mi corazón, eres, cuerpo de mi cuerpo
y te quiero como a mi alma, como al Dios que llevamos dentro.

Cuando te tomo en mis brazos, para llevarte a mí pecho
me siento el más suave de los mantos, para volverte a mi seno
mi niño abre sus ojitos, al despertar de su sueño
para buscar a su madre, la madre que vela sus sueños
los ojitos de mi niño, son, las mejores perlas de mi joyero
la boca de mi niño, es para llenarme de besos
los bracitos de mi niño, piden traerle a mi pecho
para sentir mi corazón, al corazón que siempre lo llevará dentro.

¡Hijo mío, como te quiero!
Hijo, cuando te llevo a mi pecho, que satisfacción siento
con tus bracitos me acaricias, con sus caricias, siento el cielo
los bracitos de mi niño, son los ángeles del cielo
que Dios me los envía, para sentirme, Procreadora de su universo.

 Mi niño ya se restableció, mi niño pasó este tiempo
con los cuidados de sus padres, con los cuidados de sus abuelos
no existían incubadoras, no había nada en aquel tiempo
solo los cuidados de sus padres, solo los cuidados de sus abuelos
y la intervención de San Esteban que sin llamarlo
se presentó al caer la enciclopedia al suelo
solo Dios hace estas cosas, solo Dios cuida a su pueblo.

¡Hijo mío, como te quiero!

  Cedido por su autora:  Juana Llech     

Email:  lolomase@gmail.com

 

El Aborto.
El holocausto de los inocentes.
La cultura de la muerte.

Ofrezco a la Santa madre Iglesia, a la Sociedad y al Estado esta “reflexión con estudio social y de medios” fruto de la acumulación de documentación guardada celosamente durante más de 20 años, para que dando utilidad a la ingente cantidad de Voluntarios que hay en  España (única en el mundo) esta Nación pueda recibir el perdón de Dios Misericordioso al Abolir la Ley del Aborto y transformarse en la Nación Mariana de siempre. Juntos sin fisuras podemos hacerlo, reflexión expuesta en tres (3) sectores divisibles a través de un Preámbulo” para llegar a aquella expresión destructiva de la familia en la Prensa “Ya mi niña a los 16 años puede abortar sin permiso paterno” a una segunda parte sobre “la formación-educación de nuestros hijos y nuestra sociedad” para acabar como broche de oro con “la Iglesia Diocesana, las Congregaciones Religiosas, el Estado y la rica Nación de Voluntarios de nuestra querida España” pues, se disponen de todos los medios necesarios solo hace falta darles otra utilidad. 

Me pregunto a mi edad de 90 años, muy antigua Maestra Nacional: ¿Que vida refleja gran parte de la sociedad que me ha tocado vivir donde a un niño se le quita la vida en el vientre materno?

Todos, al menos hasta hace poco tiempo, hemos tenido el derecho de nacer, el derecho a vivir, el derecho a la educación (obligación enteramente familiar), el derecho a la enseñanza, a la sanidad, a la formación (obligación también de padres y educadores), el derecho a un puesto de trabajo, el derecho a ….y la obligación a tantas y tantas cosas que no enumero y que no cumplimos … etc. etc.

Los que somos mayores, recordaremos aquellas grandes películas cargadas de humanidad, sensibilidad, amor y mensajes constructivos para la sociedad y la familia como este celuloide que podemos calificar de la Edad de Oro del cine “El chico” de Charles Chaplin o Charlote, o la no menos importante “El derecho de nacer”  etc., así como otra muy reciente comparada con aquellas que con tintes dolorosos y amargos apareció en las Salas “Nunca es tarde para enamorarse” donde la protagonista no deja de preguntarse ¿Como hubiera sido mi vida y la del hijo que aborté si no hubiera abortado? Su conciencia no la dejaba vivir, y siempre estaba buscando el vacío de su hijo, la cara de su hijo como en un catálogo de todas/os las/os niñas/os, jóvenes y después algo adultos que veía, en una palabra, una mujer desecha con una tristeza interior destructiva, una mujer muerta en vida y vacía sin amor a quien servir, ¡Pues el servir es una de las formas más sublimes del amor!.

En tiempos pasados pero muy recientes, se creó un Ministerio llamado de Igualdad que bien podría habérsele llamado Ministerio de la Desigualdad o Ministerio de la muerte a la vida del no nacido, ya que al primero y principal de los derechos que daba origen a su razón de ser y nombre “el derecho de todos a nacer” lo erradicaba o lo abortaba, aunque a ella su madre no la abortó ¡Mal empezaba aquel Ministerio que no tenía razón de ser, por eso, su vida fue tan efímera!

Recuerdo aquella otra vieja película que si no me falla la memoria se titulaba “Danzad, malditos, danzad” y que quiero relacionar con aquellas noticias aparecidas en la prensa el “Viernes día 6 de Marzo de 2.006” que me provocó tener que buscar de años anteriores aquellas tertulias y artículos de periódicos y medios de comunicación que con tanto dolor guardaba en un cajón y celosamente guardaba en mi corazón (como previendo ver la situación actual) por si era necesario utilizarlas en un futuro, como así ha ocurrido, por lo que me pongo ha conexionarlas para escribir y divulgar como una ligera reflexión pero cargada de la experiencia de una vida aquellas divulgaciones de los medios de comunicación de aquellos días hasta este mes de Marzo.

“Ya mi niña a los 16 años puede abortar sin permiso paterno”

“el Gobierno ha señalado que su intención es que ninguna mujer que aborte pueda ser penada con la cárcel”

Con estas noticias, parece que nos están diciendo ¡Disfrutar con una libertad sin límites, que ya os he liberado de una pesada losa! ¡Que negritud veo en el horizonte de esta sociedad que están creando algunos dirigentes, la sociedad del vacío, del todo da igual, de la prepotencia, una sociedad de incultos, esclavos de esta y otras Leyes así como algunas personas sin escrúpulos, la sociedad de la Cultura de la Muerte, la sociedad de la Relatividad, la sociedad de la Mentira, la Sociedad de la Prepotencia y de la Arrogancia! ¡Ni que la vida, lo único que tenemos, y un don de Dios, fuera una pesada losa que nos asfixiara! Pues, para todas las madres de mi edad hasta la más remota antigüedad “un niño era y es aún la presencia de Dios en el mundo”.

Perdón, y doblemente perdón a los lectores, por aquella expresión que con tanta naturalidad y sutileza expresó nuestro antiguo Presidente del Gobierno al que nadie eligió si no que fue puesto antes ahí por el partido (hoy gracias a Dios Ex Presidente) hace unos años, al hablar de nuestras relaciones comerciales y turísticas con Rusia, ante los medios de comunicación y la representación Rusa, de sociedad marcadamente matriarcal, “…….         ……..”

Dios dotó a todas las hembras del reino animal “tanto racional como irracional” del misterio mas grande, “la maternidad” ¡Dichosas nosotras mujeres que podemos tener esa inmensa fortuna, satisfacción y experiencia de trasmitir vida al mundo! ¡Templos del Espíritu Santo, se nos dio una vida para glorificar a Dios con nuestros actos, que estos, no sean causa para nuestra amargura diaria y condenación eterna! ¡Dios puso a la humanidad sobre la tierra, hombre y mujer, como los Reyes de la creación y les dijo: “Creced y multiplicaos, etc. etc.” y son las únicas hembras del reino animal, pero llamado racional, que matan a sus crías dentro de su cuerpo en estado de gestación, las demás hembras del reino animal pero el irracional, con dolor, lo hacen después de nacer y solo por instinto de supervivencia de la prole! Por eso la Ley del Aborto es una Ley Anti-Natura, Ley que hay que Abolir, Ley que ciertos Gobiernos la venden como una Ley Progresista para la mujer a la que libera y “Nunca más lejos de la Realidad”, pues, se puede decir de ella que es una Ley tan regresiva como que la esclaviza, que la hace irracional, una Ley que descuartiza a la mujer y la convierte en el peor de los animales ya que es capaz de matar a su hijo.

Según las estadísticas que se manejan del año 2.012, solo en este año, se han practicado en España el escalofriante número de 120.000 Abortos, lo repito, ciento veinte mil abortos o asesinatos de niños en su vientre materno y esta situación no la puede permitir una Sociedad Civilizada ni un Gobierno de ningún signo político, pues la evolución de una sociedad no consiste en matar impunemente, sino en dejar nacer a aquellos que la evolucionarán con sus investigaciones y estudios.

¡Esta sociedad, está pidiendo a gritos un cambio radical, que nos aleje de la Cultura de la Muerte que unos, engañándose a si mismos, nos quieren hacer ver como demanda social para arrastrarnos a su destrucción con ellos!  ¡Acaso no seremos capaces de crear una sociedad que comparta la vida de un hijo/a con dos madres, en la que una solo tenga el deber a quererlo y a ser feliz por no haberlo abortado y la otra el derecho a ser feliz por haberlo adoptado, realizarse como madres y padres, cuidarlo, desvelarse en su vida, preocuparse en su crecer y vivir adorándolo! ¡Acaso no seremos capaces de crear una sociedad nueva en la que la vida haya triunfado sobre la muerte, en la que el bien haya triunfado sobre el mal, en el que supuestos y presuntos potenciales enamorados de la muerte maquiavélica no lleven a la humanidad a su destrucción a través de la muerte del no nacido! 

¡Acaso no seremos capaces de crear una sociedad nueva en el que compartir el amor a la vida, no nos llene de felicidad!  ¡Tan derruidos estamos que solo vemos y nos regocijamos con la negritud, las luchas, la envidia, la avaricia, el egoísmo, el odio, el poder, la muerte, el dinero y la mentira!  ¡Acaso no parece que a ciertos sectores de la sociedad no les importa acabar con la forma de vida actual al precio que sea, esclavizando la persona al Estado solo por el mero hecho de gobernar ellos y privándonos de la auténtica libertad! ¡Si la auténtica libertad! No permitamos que hagan de nuestros hijos escoria, basura o simplemente materia en descomposición, que al igual que el aborto mata la píldora del día de después mata como la carcoma, a quien la usa y a la futura vida. ¡Y a la vida nunca la rendirá la muerte! 

¡No hay nada más grande en esta vida que el AMOR! ¡Ni amor más puro que el de una madre! ¡Ama y serás feliz, y esa felicidad te hará dichoso en esta vida y te valdrá para vivir eternamente en la presencia de Dios! ¡El amor te hace libre (porque te hace dichoso), no tiene ataduras!  Amaos como Jesús nos enseñó, con un corazón puro y limpio y así como fruto de este amor amaremos a nuestros hijos, a nuestro prójimo y a la mujer desvalida que sin buscar un hijo se encontró con un embarazo que le cambia totalmente su vida y a la que solo le ofrecen como única salida el aborto, habiéndo otras propias del ser humano, para que no cometa este horrendo crimen consecuencia de una muy deficiente educación y formación por parte de sus padres, de sus formadores y de la sociedad como veremos a continuación.

Ya a nuestros hijos en los colegios les hablan de la naturaleza, de los seres vivos, de su reproducción, pero esto a una edad algo temprana y con pocos símiles de la naturaleza (por su carencia de formación), les hablan con toda naturalidad de la sexualidad, de como han de comportarse con ella/ello, algunos los más atrevidos pero con “carácter destructivo” les dicen que hay que probarlo todo para saber cual es tu inclinación sexual, lo que da origen a una temprana promiscuidad, de que tengamos cuidado con el sida, etc. etc. y a nuestras niñas además les dicen que no se queden embarazadas “como si los niños no intervinieran en ello”, pero que si quedaran, el mercado les ofrece muchos medios, técnicas y formas anticonceptivas etc. etc. y ya con unos ligeros conceptos algunos niños se incitan prematuramente a conocer y los más atrevidos a practicar este novedoso mundo del sexo como una explosión de la vida. Es desde la más tierna infancia cuando hay que empezar a educar y formar sobre todo por los padres en el “Hogar, con nuestro ejemplo, y después en las Escuelas y en los Centros Superiores” a nuestros hijos al respeto a los demás, al cuidado de todo lo que nos rodea, a la vida, a los pequeños, a los adultos, ancianos, animales, objetos, enseres e instalaciones, edificios públicos o privados, mobiliario urbano, etc. etc.; volverles a inculcar la tan destruida escala de valores que a todos tanto nos ha beneficiado, porque cuando una joven o mujer se queda en estado no lo hace ella sola por un simple o complejo estado de deseo, si no que necesita de un varón, por lo que ambos y en el mismo porcentaje están gritando la falta de formación desde su infancia.

No olvidemos que la más mínima norma de convivencia empieza por “el respeto mutuo” y para ser respetado ha de empezarse a enseñar a respetar a los demás; hoy, como la mayor parte de los jóvenes se han criado trabajando sus padres, el estar pendiente de los hijos en la educación y formación en el hogar se ha abandonado en gran parte por no quedarnos tiempo, pasándolo a un segundo o tercer plano, como dejando que la sociedad sea la que los eduque (solo hace falta permanecer en un local público para observar las grandes lagunas que ciertos padres en la educación, formación y respeto a los demás han dejado de preocuparse de ellos); esta es la cuna de la tan destruida “escala de valores” que ha perdido la sociedad y que hoy podemos decir que ha quedado reducida más que a la carencia de los mismos a unos valores totalmente negativos de forma que estos sean los que probablemente acaben avasallando a gran parte de la sociedad y para muestra vale ¡Como está la Universidad con respeto a cuando estudiaba mi hijo! ¡Que es la elite de la sociedad! Y así todo lo demás.

Pero lo que no les enseñan o aprenden mal por no insistir en ello es de: 1.- La nobleza del amor y sus valores, así como de los beneficios que recibe la pareja enamorada en sus relaciones. 2.- Cuando en la pareja deben iniciarse las relaciones sexuales/amorosas para que fructifiquen en una buena convivencia.  3.- Que enamorarse es ser los dos uno/a solo. 4.- Que lo más grande en esta vida es un hijo, un regalo de Dios. 5.- El amor a la vida. 6.- El respeto a los demás. 7.- El hacer el bien o por lo menos el buen hacer. 8.- El que hemos de ser responsables de todos nuestros actos. 9.- De la sexualidad responsable en la pareja enamorada. 10.- He infinitas normas para una buena convivencia y relaciones sociales en la vida, etc. etc. y así después de todas estas carencias aparece en las mentes de nuestros niños y jóvenes, como un ente extraño o persona virtual o imaginaria que le hace creer ser “SU gran libertador” El gran libertador de su infancia/juventud, que no es ni más ni menos que el Autodestructor de sus vidas que ante el descuido o poca atención de ciertos padres les deja abandonados/as en un abismo de peligros e incertidumbres y lo más grave que esto ocurre nada más asomarme a la ventana de la vida cuando solo vemos fantasías, todo lo vemos fácil y natural, que todo el mundo está a nuestros pies, donde nuestra mente está llena de ilusiones para programar nuestra vida para llegar a lo más alto de ella.

La educación y formación de nuestros hijos, la sociedad que hemos formado y la sociedad que deseamos.

Hecha esta salvedad de “El gran libertador”, nos volvemos al primer párrafo que motivó esta reflexión “Ya mi niña a los 16 años puede abortar sin permiso paterno”, y ya ahora si puedo “echarle la responsabilidad a mis padres de algo que ellos me han mal formado o no enseñado, ya que a veces o casi siempre han obviado hablarme de ello como dejándome que la vida me enseñe, y con esa deficiente formación en los colegios y de lo visto en la sociedad que me rodea me he mal formado a una sexualidad temprana, pero no se me ha formado a una sexualidad naciente como fruto del amor o sensación maravillosa que se siente al sentirte atraída por otra persona del otro sexo y a ser responsables de ella, por la cual he quedado embarazada; pero resulta, que a mis 13-16 años mi embarazo, que yo no buscaba, me priva de todas las vivencias y diversiones juveniles, así como de llevar a buen puerto los sueños aún en formación de mi vida, jugándome la poca vida vivida esta mala pasada, fruto mayormente, del poco enseñarme y seguimiento de mi vida por mis padres.

Y ante mi embarazo, se presenta por segunda vez “El gran libertador” de mi niñez, que inmadura me mal formó, para volverme a liberar de algo que ha tomado forma en mi cuerpo “la vida de un hijo que llevo en mis entrañas” que me turba la existencia, pero eso si, he de hacerlo yo y no El libertador que no está embarazado, matándola yo para transformarme en su asesina a través del aborto ¡Pero si el embarazo me turba mi vida! ¿Que me brinda Mi libertador?  ¿El asesinato?  ¡Que horror, que me espera en esta vida a la que acabo de asomarme!  ¡Pero, que amarga se me ha transformado la forma de vida que me mostraron, de forma que nada más asomarme a ella me hace quedar traumatizada para siempre!

Y aquí se te presenta por tercera vez “tu gran libertador” para decirte: ¡No te preocupes niña/joven/o mujer, que yo te protegeré para que seas siempre “mi enferma Psíquica, una mujer Desquiciada, Engañadamente liberada e Irrecuperable y una Carga continua para la Sociedad” y te garantizo de por vida los Servicios de Cirugía, Psicología y de toda la Seguridad Social para que así puedas ser una muerta viviente, fruto de los cantos de sirena de otras personas desquiciadas que perdieron su norte y que nos quieren destruir como hicieron con ellas mismas, una miémbra de número de mi nueva sociedad, la sociedad de la Mentira y de la Cultura de la Muerte!

Conozco varias mujeres en esta situación, que nunca dejan de buscar la cara de su hijo para poder vivir y pedirle perdón, pero por desgracia no lo pueden encontrar.

¡Pero, que dura ha hecho EL libertador mi vida!  ¡Si yo niña o mujer jamás superaré el trauma del aborto que una sociedad llamada civilizada, instalada en la indiferencia, en el no compartir, en la soledad, en el individualismo, en la teoría destructiva de la relatividad y la mentira, en la falta de comunicación, en el a mi que me cuenta, etc. etc., me brinda!  ¡Si niña, yo tu libertador te brindo la muerte de tu hijo y día a día tu propia muerte, la que todos los días tu conciencia te pedirá, pero yo el Maligno disfruto y me regocijo con tu dolor, con tu esclavitud y con tu desgracia que cada día te iré aumentando!   

¡Que dirán de nosotros aquellos países donde apenas con nada al día tienen que vivir y donde algunas niñas con doce o trece años “son obligadas a ser madres o a parir por ser hembras como los animales” y en los menos casos, mujeres que la vida las forma a prisa o ni siquiera las ha formado porque así es su sociedad, sacando sus crías adelante sin matarlas! ¡Dirán: Que asesinos son aquellos que dicen llamarse civilizados, que nos ofrecen su progreso y la ruina de sus vidas para esclavizarnos en el asesinato con la Cultura de la Muerte!

Falta de formación, de humanidad, de carencia de sentimientos, de valores, así como de conciencia, de moral y el no saber o aceptar que la vida es el Don más grande que Dios dio a la humanidad a la que hizo a Su imagen y semejanza, facultándola para la Procreación, haciendo de nuestros cuerpos templos del Espíritu Santo con el Sacramento del Bautismo; así con esta escasa formación y falta de información general, los jóvenes sufren un estado de inmenso pavor e incertidumbre (no solo las jóvenes al quedarse embarazadas, sino también los varones que no quieren saber nada de esa criatura como consecuencia de una sociedad cada vez más Machista, si más Machista, por la tan jaleada “falsa liberación de la mujer” que nos han vendido las feministas y otros grupos, con el único objetivo de destruir las familias) por miedo a sus padres, a la sociedad, al condicionamiento de sus vidas, a la carencia de medios y en algunos a la responsabilidad de ser jóvenes padres, viendo como única salida el deshacerse de esa futura vida que esa joven o mujer lleva en sus entrañas; pero la inexperiencia de la vida no les hace ver que en la mayoría de los casos estas “posibles futuras madres” quedarán enfermas y traumatizadas para el resto de sus días e incluso algunas jamás podrán ser madres, o morirán al abortar o “con la píldora del día después”, pues que todos sepamos que se han producido bastantes muertes en Centros Hospitalarios que algunos políticos se han empeñado en ocultar a toda costa.

Que pena que por ese infinito sobresalto, falta de formación, información y programación de la sociedad, escasez de protección y centros de acogida que debiera ser la primera obligación de un País Civilizado instalado en la Sociedad del Bienestar y de sus Gobiernos, “el derecho a la vida”, concienciación, asesoramiento, formación humana y moral, así como de ayuda al necesitado cuando estas niñas o mujeres aturdidas y confundidas máxime cuando los varones se desentienden, otros deciden por ellas para que aborten, sabiendo que hoy en día hay tantos matrimonios, o chicos y chicas mayores que quieren adoptar y no pueden lograr el mayor deseo o la mayor satisfacción de la vida  ¡Poder abrazar un hijo!

¡Perdón Señor, que estas vidas unos las asesinen y otros que las desean no puedan tenerlas entre sus brazos al no ser amparadas y protegidas hasta su alumbramiento, gestación y alumbramiento protegidos como el mayor Don de la humanidad y que con el en muchos casos conseguiríamos:

1.- Cambiar la actitud de estas niñas o mujeres para quererlo, amarlo y no desprenderse de el, y que luego, vivirán desvividas y dichosas por su hijo al que dejaron nacer, y a las malas, antes que asesinarlo, al nacer, entregarlo a la “Casa Hogar/ a un Centro de Igualdad a la Vida/ a un Centro del derecho a nacer/ a una Residencia de maternidad” para que otros lo puedan amar y dedicarle su vida; 2.- ¡Y cuantas de estas otras mujeres, madres o padres adoptivos no les importaría que su hijo conociera a la madre que lo llevó en sus entrañas con infinitos sufrimientos y posterior dolor de desprenderse de él! ¡No hay que ser arcaicos, hay que evolucionar, y no solo para matar con el aborto!  ¡Acaso no, gran parte de esta sociedad acepta el aborto o le es indiferente!  ¡Y cuantos hijos (creo que todos, si son criados en un ambiente de amor en su hogar de adopción) se alegrarían de conocer a esa madre que tuvo el CORAJE de no abortarlos superando infinitos sufrimientos y que otra lo criara y lo viera crecer!; 3.- ¡Y cuantas otras madres vivirían felices y dichosas  al haber tenido su hijo, conocerlo,  no fueron unas asesinas y que otra mujer o familia lo haya criado! (¡todas, si, todas las madres!); 4.- Y sin embargo toda mujer que aborta, vivirá enferma, angustiada, desquiciada y traumatizada toda su vida y quedando irrecuperable psicológicamente.

Vivimos en una sociedad totalmente permisiva e indiferente a todo, carente de formación, de no tener los conceptos claros y muy pasota ¡Y ya lo estamos empezando a “pagar todos” con la falta de amor, de sensibilidad, de humanidad e indiferencia social; la egolatría; el ansia de poseer o de poder; el no querer ver a mi prójimo que sufre; la soledad, el culto al dinero y al consumismo; la no creencia en Dios; la carencia de hijos con el consecuente envejecimiento de la población; el estar supeditado a manos extrañas; la infertilidad cada día más en aumento; los suicidios etc. etc., donde todo más bien parece que nos está llevando al final de esta Cultura Occidental en que otros pueblos vendrán, someterán a nuestras mujeres a su esclavitud y exterminarán a los hombres etc. etc., consecuencias de la Cultura de la Relatividad, de la Cultura de la Mentira para conducirnos a la Cultura de la Muerte.

Hay que “abolir la Ley del Aborto, porque el crimen nunca será legal” para evitar tantos crímenes, con lo que gustosamente nos veremos obligados a pedir para crear un Organismo Nacional en Defensa de la Vida, con Delegaciones en cada provincia para establecer “Centros del derecho a nacer, Centros de Igualdad a la Vida, Residencias de maternidad, Casas Hogar” y digo en cada provincia por el número de abortos practicados, “Organismo, canalizado por un Estado con Conciencia y Humanidad, por la Iglesia Diocesana con las Congregaciones Religiosas a través de la CONFER y por nuestra Sociedad con sus Voluntarios”, y pidamos a este Organismo que las abandere, que acoja a estas niñas o mujeres en gestación, las proteja, y en la corta estancia en estos centros las eduque-forme y las guíe para ser verdaderas mujeres y madres felices, de forma, que puedan seguir su vida normal, que les permita seguir con sus estudios-formación o con su  trabajo sin trabas, con unas relaciones familiares o por defecto extra-familiares en estas Casas Hogar Familiares, etc. etc. haciéndoles saber que tienen la responsabilidad de llevar una vida en sus entrañas, por lo que tendrán las propias limitaciones de una gestación responsable, que vivan en estas Casas Hogar entre Residencias o Semi-internados docentes con ciertas limitaciones horarias, las propias de una mujer en gestación, que faciliten esta labor.

La Iglesia Diocesana, las Congregaciones Religiosas, el Estado y los Voluntarios.

Todos vemos en nuestras ciudades que tanto la Administración Central del Estado, como las  Administraciones Autonómicas y las Locales, disponen de muchos Edificios que han cerrado o están en lista para cerrar y mal vender y hasta otros que no han sido aún inaugurados, dotados de todo tipo de Instalaciones y Equipamientos que han dado distintas prestaciones: Docencia, Sanidad, Formación polivalente, Adiestramiento, Servicios sociales, Acuartelamientos militares, así como de las Fuerzas de Seguridad del Estado, donde los que han entrado en servicio están dando servicio a niños por madres/padres no deseados, etc. etc. centros dotados de aulas, habitaciones, zonas comunes, zonas de estar, de estudio o conferencias, cocina, comedor, bibliotecas, habitaciones dormitorio, etc. etc., edificios, en pleno funcionamiento que al cerrarlos quedan abandonados y pronto pasan a estar en ruina y al saberse no custodiados, acaban desapareciendo sus Equipamientos, Instalaciones y Servicios por aquellos que indebidamente accedan a ellos al gustarle lo ajeno más que lo propio; esto mismo puede ocurrir con edificios de la Iglesia Diocesana y de las Congregaciones Religiosas por falta de vocaciones y en todos estos edificios cerrados o infimamente ocupados de las distintas Administraciones del Estado y de la Iglesia se podían albelgar a estas niñas, jóvenes o mujeres embarazadas hasta su alumbramiento y “cuyos gastos de vida, formación, cultura y mantenimiento” en gran parte estarían sufragados con la dotación económica Presupuestaria de aquel antiguo Ministerio de “Igual - da” y otra gran parte considerable por la Seguridad Social “la destinada a Intervenciones Quirúrgicas no Necesarias, o Caprichosas propias para Clínicas privadas a donde acudir que no debe cubrir la Seguridad Social, Prácticas abortivas y posteriores por no someterse a un raspado de matriz, etc. etc., Servicios de Psicología perennes, Asistencia Sanitaria Post-aborto, grandes gastos farmacéuticos durante toda la vida de estas mujeres,  etc. etc. que solo buscan el clientelismo y servilismo de ciertos partidos políticos a la hora del voto, y lo que falte por:

1.- Alguna otra partida Presupuestaria del ente público Estado. 2.- Que el Estado además aporte todos aquellos Colegios-internados que tenía como Institutos/Centros Especiales hoy vacíos sin niños por falta de nacimientos.  3.- Que la Iglesia Diocesana y la Congregaciones Religiosas aporten temporalmente “a través de Contratos de Cesión con el Estado” sus edificios semi-vacíos o vacíos por falta de vocaciones o de Residencias Universitarias semivacías, así como de Colegios a través de Conciertos económicos temporales con el Estado”, Estado e Iglesia y CONFER que facilitarían esta Infraestructura de Edificios que aún tienen en funcionamiento sus Instalaciones, Equipamientos y Servicios para llevar a cabo esta labor de humanidad y desagravio a Dios por tantos crímenes del aborto.  4.- Cooperación altruista de Voluntarios que además actúen como inspectores/rectores/colaboradores de esta labor. 5.- Personas que quieran esperar una adopción sin derecho a nada solo ha sentirse ser benefactor-cooperador y posible madre o padres de adopción.  6.- Personas simplemente benefactoras que brinden altruistamente su trabajo, sus servicios o aportaciones económicas   7.- Y que ninguno de estos “Entes y Colaboradores”, tengan derecho sobre esta labor y sobre estos niños, solo sus padres una vez adoptados  o naturales  ¡Pues si somos capaces de salir al extranjero, esperar dos (2) o más años, tener unos gastos elevadísimos y arriesgarnos a no llegar a adoptar un hijo, etc. etc. seremos capaces de aceptar esta propuesta y que con este Potencial de Edificios con sus Infraestructuras y de Personas Voluntarias, nada cuesta abrir estas “Casas Hogar”, y además!:

A.- Evitaremos estos crímenes, ya que esta “Nueva Sociedad” educada para ello no los permita y como consecuencia no la hagan Coparticipe y Corresponsable.  B.- Hacemos que algunas o muchas de estas niñas-madre o madres adultas, amen la vida, amen al hijo que llevan en sus entrañas, lo deseen para nacer como hijo querido y sano, y al verlos nacer, puedan decidir darlos en adopción o criarlos con ayuda de todos y de los oficios que hayan aprendido en esos “Centros de Igualdad a la Vida, Centros del derecho a nacer, Residencias o Semi-internados de maternidad, Casas Hogar”.  C.- Que la sociedad aprenda a que un niño/a pueda querer a dos (2) madres “la madre biológica y la madre de adopción” reformando la Legislación existente y educándonos de forma que no tenga que volver el rey Salomón, donde los padres adoptivos estén defendidos en primacía y protegidos legalmente ante la madre natural que lo tuvo y no lo crió aunque después esta forme una familia.

¡La sociedad está cambiando a pasos agigantados, en lo bueno, en lo malo, pero sigue fija en los cánones que definen la familia como al principio de la historia aunque haya aparecido el nombre de “mi pareja” y casi desaparecido el nombre de “mí esposo o esposa”!  ¡Y mientras tanto estamos encerrados en discusiones semánticas sin resolver nada, solo acusándonos, unos creyendo ser muy buenos y lo son, y otros a conciencia o sin conciencia autorizando asesinatos, tiñendo estos abortos de legalidad, que siempre serán ilegales o como un acto natural de la humanidad o del reino animal racional pero el más irracional y no digo solo de la mujer, sino también del hombre y de la sociedad, demoliendo a estas mujeres a las que les hacen creer que es su única solución o salida y que aunque pasen por Psicólogos constantemente jamás se recuperaran!  ¡Nada más real!  A estas mujeres, “Su querido libertador” las deja que se pudran en vida y que sean muertos vivientes ya que sus conciencias no las dejarán vivir, supervivientes de “la Cultura de la muerte, de la Cultura del aborto, de la Cultura de la Relatividad y de la Mentira” ¡Y egoístamente una gran carga social a través de la Seguridad Social! ¡No lo olvidemos, no solo son responsables las mujeres que abortan, las abortistas, los legisladores de la Ley del aborto, también son responsables la joven y el joven/hombre que solo buscaba divertirse, así como la Sociedad que permite esta Ley y se hace Copartícipe y Corresponsable con su silencio, como consecuencia de no exigir el derecho a la vida a sus Gobernantes, así como los padres por la mala formación que dan a sus hijas e hijos! Y no olvidemos que desde que esta Ley apareció “ha aumentado la violencia de género y el suicidio de los hombres” (consulten las estadísticas pero que además han aumentado de forma exponencial al conexionarse con la Ley del Divorcio, el hombre, que al verse tan despojado pierde la cabeza y ve como única salida quitarse la vida); la mujer sensata y la sociedad saben que la Ley del Aborto hace que gran parte de la sociedad tome a la mujer como un elemento más para su divertimento, su manejo o disfrute, un elemento de usar y tirar, que la inclina o esclaviza al desahogo sexual, una Ley que la mancilla, que la destruye y que la desmorona acabando con ella y con la sociedad que la acepta como la carcoma acaba con la madera; mi hijo, escuchó por lo que fue testigo de una conversación de tres varones jóvenes sobre una chica que resumiendo decían: ¿Pero te acostarías con ella, no? Contesta el otro: No, no quería. Y le vuelve a decir el primero: ¡Pues yo le pego una paliza y luego me acuesto con ella! Pero esta actitud la ha provocado la Ley del aborto, la que ha transformado al hombre en más Machista y a la mujer en un objeto de disfrute pasional y deseo de manipulación del hombre; u otro comentario a través de la Radio en el que una chica de 13 años dijo: No tengo más remedio que ofrecer mi cuerpo a los chicos por que si no me excluyen, no salgo con chicos y no cuento con ellos para relacionarme como una persona ¡Que barbaridad, hasta donde han llevado estos sin escrúpulos y feministas a la juventud!     

¡No dejemos que esto ocurra, ayudemos al desvalido, a la joven o mujer embarazada que no lo buscaba, que en definitiva es ayudarnos a nosotros mismos, ya que todos somos responsables de esta Ley  ¡Jesús con la mujer adúltera dijo a sus acusadores: El que esté libre de culpa que tire la primera piedra!  Esta sociedad con el aborto no está libre de culpa, ya que calla y lo permite ¡Ese no es el AMOR misericordioso de Dios! ¡Esta no es la misericordia que Dios nos dijo que tuviéramos con el prójimo, con el desvalido, con nuestro hermano etc. etc.!  ¿Quién me niega que lo expuesto no tenga resultados excelentes?  ¡Acaso no hemos creado una sociedad tan permisiva que gran parte de ella ve normal el aborto!  ¡Una sociedad instalada en la indiferencia, en el a mi que me dice, en las Culturas de la Muerte, de la Relatividad y de la Mentira, en el tu echa porquería que algo quedará, en la Cultura de las subvenciones que a la larga la esclavizan y la destruyen, haciendo de ella una sociedad comprada, una sociedad cautiva del voto, una sociedad mendiga y cada vez más analfabeta, así como carente de sentimientos, de iniciativas y borreguil!

Ha llegado la hora del no matar a la vida, la hora del amor, la hora del compartir, la hora del vivir, la hora de no destruir todo para no cercenar más la vida ni los sentimientos de la sociedad, la hora del no ser esclavo de las leyes Anti-Natura o de un aparente Estado manipulador totalitario, ni de nadie y que la Sociedad y la Iglesia exijan al Estado defender la vida, creando estos “Centros del derecho a nacer, Centros de Igualdad a la Vida, Casas Hogar, Residencias de maternidad” y los Consejos Administrativos Rectores junto con los Directores de estos Centros “y un Número reducido de personas ajenas a estos como testigos del buen hacer” coordinen y vigilen escrupulosamente esta labor, y ya solo hace falta ponerse a trabajar para salvar vidas y salvarnos a nosotros mismos de nuestras miserias, “practiquemos con nuestros hermanos las Obras de Misericordia que Jesús promulgó en el monte de las Bienaventuranzas” sometiéndonos todos a esa evolución positiva de la sociedad y no a la destrucción por la revolución, al enfrentamiento y al odio entre las distintas capas sociales con el fin de destruir todos los cánones sociales actuales; es la hora de erradicar la pobreza, de crear puestos de trabajo, de extender el bienestar que ofrecen la cultura, la formación, la buena educación y los valores, de trabajar por el bien y por el buen hacer a la humanidad.

Sobre los años 70 los ahora mayores creíamos que con la Democracia se iba o había llegado a la “Era de la Concertación y del Diálogo” que era lo que la sociedad estaba pidiendo y preparada para ello estaba, pero más parece por las experiencias vividas, los resultados obtenidos y por el camino que llevamos, que estamos en la era del desconcierto, del derroche, de la malversación, del no querer entenderse, del divide y vencerás, de las descalificaciones infundadas para derruir al gobierno en el poder, del quítate tú para ponerme yo, como los antiguos decían que era la política, etc. etc.

Gracias a las personas de gran corazón, existen numerosas Asociaciones en defensa de la vida que su valor ha día de hoy es incalculable y todas han recibido mis escritos en defensa de la vida como un primer Poema: ¡Tu niña, mamá! ¿Por qué me negaste la vida? enviado a más de 5.000 E-mail de todo el mundo y traducido a doce (12) idiomas y aún colgada en Internet, o el segundo Poema, el nacimiento de mi hijo sietemesino, ¡Hijo mío, como te quiero! O la conversación de una hija con su madre para que no la abortara ¡Mamá, por favor no lo hagas! U otra conversación virtual mantenida con mi nieta sobre los valores de la mujer en su defensa ¡Mujer quiere decir vida!, O esta reflexión y estudio social  titulada “El aborto. El holocausto de los inocentes. La cultura de la muerte” todas abundantemente mandadas a través de Internet por todo el mundo y por desgracia vividas intensamente por mi familia, pero estas Asociaciones son como pequeños granos de arena, pero eso si de oro, que han nacido de la nada y que deben integrarse y ser punta de lanza de mi gran idea a nivel Institucional que lleva gestada en mi mente “con aquellas primeras noticias” más de veinte (20) años hasta que ya ha eclosionado y quiero ver extendido antes de mi pronta muerte por mi avanzada edad para expandirse por todo el mundo y así su bien y experiencia sirvan para que en las ciudades donde se establezcan estos “Centros de Igualdad a la Vida, Centros del derecho a nacer, Residencias o Semi-internados de maternidad, Casas Hogar” se establezcan con rapidez y experiencia.

En mi juventud durante la República Dolores Ibarruri “La pasionaria” decía ¡Hijos si, maridos no! pero ahora las personas pro-abortistas parecen más bien decir ¡Ni hijos, ni maridos, solo fornicio!  ¡Así lo hemos visto y estudiado por la Historia, situación que cada cultura repite para autodestruirse así misma, como los anuncios del fin de cada cultura o civilización y no lo aprendemos, pues más bien parece que estamos al principio de la destrucción de la Cultura Occidental donde solo queremos autodestruirnos! Así ocurrió con el imperio Persa, el imperio Egipcio, el imperio Romano y todas las culturas que de Oriente se quedaron o vinieron a Occidente.

Me entra la risa al pensar ¡En que estaría pensando nuestro Ex-Presidente! ¡Acaso en aquella vieja película que si no me falla la memoria se titulaba “Danzad, malditos, danzad” !Pero con aquella expresión ante la representación Rusa  “ ……  ……. ”!Y así todos estáis distraídos con vuestra destrucción, nos dejáis tranquilos y sois nuestros siervos y siervos de vuestra propia esclavitud y destrucción.  

No olvidemos que todos, si todos, somos hijos de Dios, y por su infinita Misericordia para todos sale el sol todos los días, para los buenos y para los menos buenos. Gracias Padre, Dios todopoderoso y eterno, que por medio de tu hijo Jesús, nos dijiste que nunca dejarías sola a tu Iglesia y que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella. Yo soy Iglesia (cristiana activa y llena de vida) templo vivo del Espíritu Santo y contra la Iglesia no se puede luchar por que sale más fortalecida y vigorizada. Perdón Jesús, mi Dios y mi Señor, por que en aquel primer Viernes de Marzo de 2.006 dieron otra lanzada a Tu corazón, pues, ya no quieren permitirte que los niños se acerquen a Ti, expresión, que siempre quise fuera el título de esta reflexión y para la Página Web creada y que pronto entrará en servicio a primeros de Octubre.

Y por último como despedida la madre de Dios, Nuestra Señora, da al mundo el Rosario de los No Nacidos en estas direcciones: www.corazones-unidos.net; info@corazones-unidos.net y nuestro Señor Jesús nos da estos dos (2) entre otros mensajes:

Yo soy tu Jesús. Una vez más, vengo a decirte que si tu nación revierte el aborto legalizado, la bendeciré ricamente por Mi favor. Pero si este pecado continúa con aprobación nacional, de mucho será despojada.   -14 de Octubre de 2.001-

Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. He venido a pedirles que dejen de matar la vida que amorosamente pongo en el vientre materno. Cada vida que es abortada cambia el mundo para siempre.     -5 de Octubre de 2.001-

¡Que más prueba que los seis (6) millones de parados y no volvemos a Dios nuestro Padre!

Cedido por su autora María López Garrido que el próximo día 11 de Junio cumplirá sus 100 años, de los que durante muchos fue Maestra Nacional cediendo todos mis trabajos a mis dos (2) únicos colaboradores Marcelina (nueva incorporación y necesaria para la creación de la Nueva Página Web en Octubre que dará vida a esta idea implantándola por todo el mundo) pero sobre todo a Diego el iniciador de la extensión y divulgación de todos mis trabajos desde el año 2004 quien al venir voluntariamente a casa a dar compañía a una anciana, le involucré en los mismos transformándole en el alma máter de todos mis trabajo al buscar traductores “el 1º Poema a 12 idiomas” y extender este y todos ellos por todo el mundo, te quiero Diego, todo te lo debo a ti y en el cielo te espero con todos nuestros niños abortados, ángeles, y allí les podrás dar y recibir ese tu infinito amor que te robaron esas mujeres en la tierra al abortar ocultamente a tus hijos.

 

 

 

Mamá, por favor no lo hagas
o la igualdad al derecho a la vida
.

Mamá por favor no lo hagas, no me abortes, piensa solo en si lo hubiera hecho contigo tu madre.
Mamá no desesperes, no te abrumes, que todo saldrá bien ¿Acaso no has sido feliz hasta el día de ayer víspera de sentirte embarazada?
Mamá, no me niegues tener las vivencias de la vida, ya estoy en tu seno pero soy tan pequeña e indefensa que necesito tu custodia, la custodia en lo más íntimo de tu ser.
Mamá cuando nazca, sino me puedes tener, mis padres adoptivos me acogerán y su felicidad junto con la mía será inenarrable, ellos, nunca olvidarán que le diste este hijo que tanto deseaban.
Mamá, dame la posibilidad de amarte cuando mis padres me hablen de tu proeza, de tu defensa y amor a la vida, de tu Coraje para luchar contra todo por mí, yo te querré con locura y nunca recibirás un amor tan agradecido como el mío.
Mamá, que dicha tendré el día que te conozca y ese día, tu corazón se inundará y rebosará de felicidad al verme, ese día mamá, tu vivirás una nueva vida, una vida llena de ilusiones, una vida indescriptible, un renacer constante.
Mamá estate tranquila, no te preocupes

¡Ya se que no me esperabas, ya se que te privo de mucho, mucho, mucho, pero los peques nos presentamos sin avisar! y durante el embarazo, vive con ilusión, deseo y ternura tu gestación en la
“Casa de la vida”, esta Institución Estatal de Igualdad al Derecho a la Vida, Casas que está demandando la sociedad en vez de matarnos,
“Casas de Igualdad a la vida”, que nos protegerán a las dos, que te ayudarán a seguir con tu vida de trabajo o estudios y te formarán con mucho amor y caridad,
Casas, supervisadas y defendidas por la Federación de Asociaciones de Defensa de la Vida, y así mamá yo naceré como un bebé deseado, un bebé querido, un bebé amado, un bebé sin complejos para ser y crecer como una persona feliz.

Mamá, mis padres adoptivos me querrán tanto que me educarán con un amor limpio, de forma, que el día que nos conozcamos yo alabaré tu Coraje y tu proeza por tenerme, y ese día, será para mi uno de los días más grandes de mi vida, por que en mi hogar mis padres me han educado con amor y yo podré conocer a la madre que me llevó en su seno, a la madre que me dio la vida, a la madre que me amó y no pudo tenerme con ella pasando mucho dolor.

Después de este día, yo se mamá, que me colmarás de parabienes y os querré con locura a ti por que no me abortaste y a mis padres adoptivos que me dieron todo para ser feliz; te llevaré siempre en mi corazón, te visitaré con gran deseo, serás mi otra madre, mi amiga y recibirás mi amor y mi ayuda en tus años de ancianidad
 ¡Por que mamá, esta Sociedad Nueva ha cambiado, esta Sociedad Nueva ya ama y protege la vida, esta Sociedad Nueva está llena de niños, los niños que son la esperanza y la ilusión de la vida y esta Sociedad Nueva convencida, ya ha abandonado el culto a la muerte, el aborto, el holocausto de los inocentes!

Autora:  María  López  Garrido.
E
mail:    lolomase@gmail.com

 

 


les envío, lleno de sensibilidad y amor, de ilusión y esperanza, de vida y  ……….

¡Tu niña, mamá!
¿Por que me negaste la vida?


 

 

 

 

 
Buigle
Hotmail
Messenger
La Verdad
Programación de TV
AciPrensa
Popular TV
Radio María